Criptomonedas

UNA GUÍA COMPLETA DE CRYPTO

Aprende desde expresiones básicas del mundo de las criptomonedas hasta entender cómo funciona la tecnología blockchain. ¡Emociónate con las criptomonedas!

Guía de criptomonedas

La criptomoneda es un nuevo tipo de dinero digital que está totalmente controlado por sus propietarios. Está fuera del alcance de los gobiernos y los intermediarios, y permite el comercio de igual-a-igual, los pagos directos, ahorro y mucho más. Es dinero para el pueblo, y cuanto más personas lo posean y lo usen, más útil resulta.

El mercado de la criptomoneda está creciendo a pasos agigantados.

¡Ya está repercutiendo en todos los aspectos de la economía mundial, y sólo tiene algo más de 10 años!

En esta guía, tendremos en cuenta:

La definición de la criptomoneda
Sus orígenes y los casos prácticos más famosos hoy día
Los principales tipos de criptomonedas y cómo se utilizan
Por qué la criptomoneda es tan valiosa y por qué todos merecen tenerla

¿Qué es la criptomoneda?

La criptomoneda es dinero efectivo digital de igual-a-igual, también conocido como «dinero mágico de internet”.

La forma más simple de entender la «cripto» es que puede ser utilizada para los pagos, pero no es emitida por un banco central. Más bien, la cripto se genera a través de un software que codifica los datos de las transacciones para que sean controlados y almacenados por su propietario.

La meta de la criptomoneda es crear un sistema financiero independiente de los antiguos sistemas bancarios; una forma de dinero que no puede ser utilizada sin el permiso de su propietario. En otras palabras, no puede ser fácilmente congelado, incautado o inflado, y más allá de la intromisión del control de cualquier gobierno o empresa. Este fue el propósito original de Bitcoin – la primera y más conocida criptomoneda del mundo.

Las criptomonedas como Bitcoin son inmunes a la inflación arbitraria. El suministro de Bitcoin es fijo y conocido: cualquiera puede comprobar el número de bitcoins en circulación, y puede confiar en que el suministro total programado – 21 millones de monedas en el caso de Bitcoin – nunca será sobrepasado. Esto se debe a que las reglas que rigen la criptomoneda se aplican por código y no por los caprichos de los líderes del mundo.

El impacto de las criptos en banca

Parece que los beneficios de las cripto (transacciones fiables de bajo coste) están incidiendo rápidamente en la forma en que los bancos centrales piensan en el dinero. Gran parte del capital del mundo ya es digital, y los ahorros de los ciudadanos están representados en cuentas en internet mantenidas por bancos y empresas de pago como Visa y Mastercard. Los saldos de las cuentas están expresados en la moneda fiduciaria del país en cuestión, por ejemplo, dólares en los Estados Unidos y euros en los países de la Unión Europea.

Existen muchos beneficios por tener una sola unidad de cuenta a los efectos de los pagos, la liquidación de cuentas y el comercio. Pero la moneda fiduciaria tiene sus desventajas. Puede ser inflada o desvalorizada por los gobiernos, que pueden emitirla a voluntad mientras contraen enormes deudas nacionales por mala gestión financiera y excesos. La criptomoneda hace lo contrario y es el antídoto para esto.

Mientras que las transferencias bancarias internacionales normales suelen ser caras, suelen tardar días (a veces se pierden en la transmisión), las transacciones de criptomonedas ocurren en un abrir y cerrar de ojos, y a veces incluso cuestan fracciones de un céntimo.

La administración de su dinero con criptografía es cada vez más fácil, aunque esperamos que en los próximos años la administración de las finanzas personales con la cripto sea una necesidad.

El origen de la cripto

La criptomoneda tal como la conocemos fue inventada por un desarrollador seudónimo llamado Satoshi Nakamoto en 2008. Pese a derivar de tecnologías existentes, como la criptografía de clave pública, el avance de Nakamoto fue resolver el problema del «doble gasto».

Básicamente, el creador de Bitcoin encontró una forma de evitar que las monedas se gasten simultáneamente en más de una transacción. Esto se consiguió usando un sistema llamado ‘Prueba de trabajo’, en la que los mineros (personas que utilizan ordenadores que verifican la actividad de la red) deben resolver un complejo problema matemático para ganarse el derecho a añadir nuevas transacciones al libro de cuentas compartido. El esfuerzo y los recursos necesarios para ello hacen imposible añadir transacciones conflictivas a la cadena de bloques o blockchain, es decir, al registro de bloques recién añadidos que contienen datos de transacciones.

Cuando la red diseñada por Nakamoto se puso en marcha en 2009, fue pionera en un nuevo sistema de transferencia de fondos a nivel mundial. Cualquiera puede comprar, vender, enviar o recibir Bitcoin usando un portátil o smartphone con una aplicación básica de cartera.

Dado que no hay un punto central de control, Bitcoin se suele denominar como «sin permiso» y «descentralizado». Es el primer dinero verdaderamente global que no está controlado por ningún estado nacional u otra entidad.

Bitcoin no es de ninguna manera la única forma de criptomoneda, por supuesto. Cientos – y eventualmente miles – de monedas digitales han sido puestas en circulación desde que Bitcoin se introdujo en 2009. Muchas de ellas realizan una función similar a la de Bitcoin, pero tienen características adicionales.

Monero, por ejemplo, está diseñado para respaldar las transacciones privadas y proporciona un mayor anonimato, mientras que el Ether – la moneda nativa del Ethereum – puede utilizarse para pagar recursos de computación, como la interacción con aplicaciones descentralizadas. Examinaremos algunas de estas criptomonedas con más detalle más adelante en esta guía.

Aunque los casos de uso y el diseño de las diversas criptomonedas varían, en general comparten las siguientes características:

Suministro predeterminado que no puede ser inflado arbitrariamente.
Más allá del control de los organismos centrales, incluidos los gobiernos y las empresas.
Las transacciones y los saldos de las carteras se pueden ver por cualquier persona en un libro público.
Puede enviarse de igual-a-igual sin recurrir a intermediarios (por ejemplo, procesadores de pagos).
No puede ser fácilmente incautado o congelado.

Cómo se usa la criptomoneda hoy

La criptomoneda hoy en día es utilizada por personas de todos los estratos sociales y de todos los niveles socioeconómicos. La belleza del dinero digital controlado por el usuario es que cumple una amplia gama de funciones.

Las cripto pueden utilizarse como medio de intercambio, como el pago de bienes y servicios online y en tiendas…

… Puede utilizarse como cuenta de ahorros para colocar activos fuera del alcance de terceros.

… Pueden ser intercambiadas por otras criptomonedas y fichas o tokens con fiat, conocidas como stablecoins.

… También es conocida por las remisiones, es decir, el envío de dinero a amigos y familiares en el extranjero, e incluso ahora es un activo de las empresas que cotizan en bolsa.

Desde los productores de café venezolanos hasta los fondos de inversión libre y desde los defensores de la privacidad hasta los inversores multimillonarios, la criptografía es utilizada en todo el globo por todo tipo de personas.

Así es como varias de las criptomonedas más conocidas se utilizan hoy en día:

Bitcoin (BTC): Ahorro digital, dinero resistente a la censura, activos sustitutivos («oro digital»), moneda de referencia para los mercados criptográficos, medio de intercambio en los mercados P2P.
Ethereum (ETH): Pagar tasas por interactuar con contratos inteligentes (es decir, acceso computarizado), prestar y pedir prestado a través de la financiación descentralizada (DeFi), proporcionar liquidez para el comercio descentralizado, y para emparejarse con las numerosas fichas ERC20 que se han emitido en Ethereum.
Tether (USDT): Ficha criptográfica fijada 1:1 con el USD, usada para la circulación de dinero en todo el mundo, como moneda base en los intercambios de criptomonedas, y como almacén estable de valor.
Monero (XMR): Medio de intercambio en los mercados P2P, incluyendo la darknet. También se usa para transacciones privadas, ocultación de riquezas y como dinero digital anónimo.
Tron (TRX): Pagar por el ancho de banda de la red y el acceso a aplicaciones descentralizadas en la red Tron, como moneda digital, y por los servicios de DeFi, como préstamos, apuestas y explotación de rendimiento.

Esta es sólo una pequeña selección de las criptomonedas que son usadas diariamente por millones de personas. Eche un vistazo a la lista de criptomonedas que Kriptomat pone a disposición de los usuarios con carteras gratuitas para mantenerlas seguras.

Como puede ver, los casos potenciales de uso de la criptomoneda son extensos – y apenas hemos empezado a arañar la superficie.

Otras criptos han sido diseñadas para apoyar el funcionamiento descentralizado, el comercio de activos sintéticos, la generación de flujo de caja, el comercio en el juego de artículos raros y mucho más.

No hay que ser un experto en criptografía para apreciar que se trata de un invento de una sola generación que es una verdadera revolución. Si bien muchos de los casos de uso de las cripto también pueden realizarse con activos tradicionales como el dinero en efectivo, la criptomoneda añade ciertas características que la distinguen de los productos financieros tradicionales.

Por qué todo el mundo debería tener criptomonedas

Más allá del potencial de inversión que ha hecho a la criptografía tan popular hasta ahora, hay muchas más razones por las que creemos que todo el mundo merece tenerla.

Comunidad

Una de las cosas más importantes respecto a las criptomonedas son las comunidades que se han formado a su alrededor y las personas que se han visto atraídas por ella. Ya sea que forme parte del 1% o del 99%, hay un valor en poseer dinero digital que no puede ser incautado y que tiene una escasez planificada, creando una demanda e incentivando a la gente a mantenerla como una inversión a largo plazo.

Transformación digital

El mundo se ha vuelto digital, con eventos como la pandemia del coronavirus, y los cambios de comportamiento social y laboral que ha provocado, acelerando esta tendencia. Nos estamos moviendo rápidamente hacia una sociedad sin dinero en efectivo en la que la mayor parte de nuestra actividad, desde el trabajo hasta las compras, se realiza en internet. Al mismo tiempo, los ciudadanos se han preocupado por la irrupción de los gobiernos y las empresas tecnológicas en sus vidas digitales, que parecen decididos a ejercer control sobre cómo interactuamos y operamos.

Empoderamiento

Las criptomonedas ofrecen una forma de capitalizar el cambio a lo digital mientras se mitigan muchos de sus inconvenientes: la pérdida de privacidad, la censura y la falta de medios. De la misma manera que nadie puede obligarle a usar Bitcoin, nadie puede impedirle tampoco que lo use. Es una tecnología optativa: y hasta ahora, cientos de millones de personas han tomado la decisión de participar en la economía de las criptomonedas.

Alternativas financieras

Poseer criptomonedas no significa abandonar su moneda nacional y destruir sus tarjetas de crédito: todavía puede interactuar por los medios financieros que conoce y utiliza a diario. Más bien, la criptomoneda proporciona una opción alternativa para aquellos que desconfían del sistema financiero establecido y de las personas que lo gobiernan, y que prefieren confiar en las matemáticas que en los líderes políticos y los banqueros.

Resistencia a la censura

Ya sea porque valora una mayor privacidad sobre sus asuntos financieros, un incentivo para ahorrar dinero para un día complicado, o la capacidad de construir un negocio que no puede ser cerrado o censurado, las criptomonedas brindan la respuesta. Con Bitcoin y otras criptos similares, cada transacción se considera igual: la red de ordenadores que valida las transacciones no puede discriminar por edad, género, raza, país o riqueza. Esto hace que sea la forma de dinero más justa que el mundo haya conocido jamás.

Como señala casebitcoin.com, «La combinación de las propiedades de bitcoin como «oro digital», su resistencia a la censura y su flexibilidad debido a su naturaleza digital lo convierten en una poderosa herramienta para que las personas controlen directamente su vida financiera y/o se refugien de las políticas monetarias inflacionistas del banco central». Por eso algunos describen a bitcoin como «una revolución pacífica».

Cómo poseer criptomonedas

Si aún no ha adquirido su primera criptomoneda, empezar es más sencillo de lo que cree.

Las plataformas de pago, los neobancos, los mercados bursátiles, las carteras electrónicas y los procesadores de pago más populares permiten comprar y vender cripto directamente. En Kriptomat, puede comprar criptomonedas como Bitcoin y Ether usando métodos como tarjeta de crédito, transferencia bancaria SEPA, Neteller, Skrill, y Sofort.

Eche un vistazo a nuestra guía: “Cómo comprar criptomonedas y conservarlas en una cartera segura”

Comprar criptomonedas hoy es rápido y sencillo. Una vez que haya comprado su primera criptomoneda y la haya almacenado de forma segura, estará listo para empezar a explorar sus múltiples aplicaciones y formas de uso. No se sorprenda si muy pronto se convence por su franqueza, transparencia y velocidad.

Creemos que todo el mundo poseerá al menos algo de criptomonedas, ya sea para invertir, ahorrar o comerciar.

Además, gracias al diseño justo y no discriminatorio de la criptografía, todo el mundo tiene la oportunidad de decidir cómo y cuándo empezar a acumular criptos.

Tras comprar su primera pieza de cripto, querrá explorar cómo intercambiar la criptomoneda de una a otra.

FAQ de criptomonedas

¿La criptomoneda es una buena inversión?

Un número cada vez mayor de inversores profesionales y aficionados están «apostando» por las criptomonedas. Ya sea que le interese el comercio de bitcoin por el potencial de ganancias a corto plazo, o invertir en cripto moneda para obtener ganancias a largo plazo, hay mucho que aprender. La decisión de invertir es personal, y puede que quiera hablar con un asesor financiero. Pero asegúrese de que sea alguien lo suficientemente actualizado sobre las oportunidades disponibles en el mercado de las cripto.

¿Cuál es la mejor criptomoneda?

Preguntarse qué criptomoneda es la mejor sería un buen lugar para empezar a explorar las opciones. Sin embargo, pronto descubrirá que en realidad responder a esa pregunta está alejada de ser fácil. Existen miles de criptomonedas, cada una con su propio fin, atractivo en el mercado y trayectoria. Algunos podrían decir que Bitcoin (BTC) es la mejor, si bien muchas otras criptomonedas han aumentado su valor más rápidamente que Bitcoin durante el último año, a pesar de su volatilidad. Otros dirían que Ethereum o XRP es mejor que el BTC debido a su conexión con los contratos inteligentes. Tómese su tiempo para explorar las numerosas criptomonedas disponibles y cuando se decida por la «mejor», ¡díganos lo que ha decidido!

¿Cómo funcionan las criptomonedas?

Es posible que la criptomoneda haya sido concebida y mantenida por personas, pero son las máquinas las que hacen la labor de hacer cumplir sus reglas y de transmitir las monedas a otros participantes de la red. Para ello, se utiliza una red distribuida de ordenadores, cada uno de los cuales lleva un registro del libro mayor, es decir, el estado actual de todos los saldos de cuentas y la actividad en la red. Estos ordenadores, que utilizan programas informáticos especiales, se comunican entre sí para difundir información relativa a las nuevas transacciones. Luego, cada equipo – o nodo – actualiza su versión del libro de contabilidad, para asegurarse de que coincide con la de todos los demás ordenadores de la red. No todas las criptomonedas utilizan una cadena de bloques (literalmente una blockchain de datos conectados), pero todas las criptomonedas auténticas utilizan alguna forma de encriptación para proteger los datos.