El bitcóin es cada día más popular y, poco a poco, se está haciendo más común. Sin embargo, a menudo todavía no se sabe muy bien lo que es, por lo que ha sido tratado de forma injusta por los medios de comunicación. Por este motivo muchas personas están mal informadas sobre lo que verdaderamente es el bitcóin, cómo se crea o cómo funciona.

Por supuesto, esto no tiene nada de malo. Es una nueva tecnología y solamente se puede saber de qué se trata haciendo nuestra propia investigación porque no centro de enseñanza sobre ella. En vista de lo cual, estamos encantados de que hay haya dado con nosotros ya que nuestra intención siempre es la de formar de una manera honesta.

En esta entrada bloguera, le daremos toda la información básica necesaria sobre el bitcóin y, además, le proporcionaremos una amplia aclaración de por qué consideramos que es una tecnología tan interesante.

¡Empecemos!

 

ÍNDICE

¿Qué es el bitcóin?

El bitcóin fue creado en 2008 por una persona u organización desconocida bajo el seudónimo de Satoshi Nakamoto. Su identidad aún es desconocida y, probablemente, permanecerá así en el futuro.

La idea inicial de la criptomoneda bitcóin fue publicada por Satoshi en un artículo de investigación titulado Bitcoin: A Peer-to-Peer Electronic Cash System (el bitcóin: un sistema de dinero en efectivo electrónico entre iguales). El resumen sería el siguiente:

Una versión de un verdadero sistema de dinero en efectivo electrónico entre iguales permitiría que los pagos en línea se enviaran directamente de una parte a otra sin pasar por una institución financiera. Las firmas digitales proporcionan parte de la solución, pero los principales beneficios se pierden si aún es necesario un tercero de confianza para evitar el gasto doble. Proponemos una solución al problema del gasto doble utilizando una red entre iguales. La red aprueba las transacciones mediante una operación de cifrado de control en una cadena continua de pruebas de trabajos basada en el cifrado de control, formando un registro que no se puede cambiar sin volver a crear todas las pruebas de trabajo. La cadena más larga no solo sirve como evidencia de la secuencia de eventos presenciados, sino como prueba de que proviene del mayor grupo de potencia de CPU. Mientras que la mayor parte de la potencia de CPU esté controlada por nodos que no cooperen en un ataque a la red, generarán la cadena más larga y no dejaran hueco a los posibles atacantes. La red en sí requiere una estructura mínima. Los mensajes se transmiten con el criterio del mayor esfuerzo, y los nodos pueden salir y volver a unirse a la red cuando lo deseen, aceptando la cadena de pruebas de trabajo más larga como prueba de lo que sucedió mientras no estaban presentes.

El resumen anterior utiliza terminología científica, así que tratemos el bitcóin de una manera más sencilla.

El bitcóin es una moneda digital descentralizada porque utiliza un sistema que funciona sin un banco central o un único gestor. El valor y la oferta de esta moneda digital se rigen por los propios usuarios. En cierto sentido, es una moneda que verdaderamente pertenece a la gente.

El bitcóin es una criptomoneda porque es una moneda digital que actúa como medio de intercambio y utiliza la criptografía para asegurar las transacciones financieras, controlar la creación de unidades adicionales (nuevas monedas) y verificar la transferencia de fondos.

EL bitcóin es un sistema de código abierto, por lo tanto, nadie es su dueño y todo el mundo puede participar en su uso y desarrollo.

El bitcóin por lo tanto elimina al menos a un tipo de intermediario: las instituciones bancarias. Digamos que necesitamos transferir 1 000 EUR desde Eslovenia a nuestros familiares en Alemania. El dinero pasa a través de un banco en Eslovenia que cobra comisiones por el procesamiento de la transferencia de los fondos. El banco alemán de nuestros familiares cobra tarifas adicionales, además todo el proceso puede durar varios días, especialmente al enviar dinero a un país con una moneda nacional diferente.

No hay instituciones centralizadas en el ecosistema del bitcóin que cobren tarifas y las transacciones se pueden procesar en pocos minutos, incluso al enviar fondos a otra parte del mundo. Además, es una moneda que no está limitada por fronteras transnacionales.

Ahora sabemos que las instituciones bancarias tienen altas tarifas y comisiones, generalmente son lentas en sus operaciones y tienen ciertas restricciones geográficas. Pero esto no es todo. Por ejemplo, los bancos pueden, en cualquier momento, congelar las cuentas de sus clientes, a veces por motivos muy peregrinos. Todo esto ha dado como resultado que la gente considere que los bancos tienen demasiado poder.

Tal vez haya notado que el bitcóin se creó poco después de la crisis financiera de 2008. Algunas personas incluso creen que la crisis ayudó a concebir la idea de una moneda descentralizada que fue una de las principales razones de la aparición del bitcóin. No es una idea muy disparatada porque el bitcóin representa uno de los posibles futuros de nuestro sistema monetario.

 

El bitcóin: fundamentos

El bitcóin es una moneda completamente digital. Se puede utilizar para varios tipos de transacciones, pagos en línea, transferencias internacionales sin comisiones, etc.

En resumen, es la primera adopción generalizada de un sistema de pagos que no está controlado por ningún gobierno mundial.

Las organizaciones gubernamentales y los bancos imprimen prácticamente indefinidamente o crean dinero nuevo (EUR, USD, GBP, etc.), mientras que el bitcóin tiene una oferta limitada a 21 millones de monedas. En la actualidad, ya se han creado unos 17,5 millones de monedas, pero se espera que el último bitcóin se cree alrededor del año 2140.

La abreviatura comúnmente aceptada del bitcóin es BTC. Un bitcóin puede tener hasta 8 decimales y la unidad más pequeña se denomina extraoficialmente satoshi. Esto es la cien millonésima parte de un bitcóin o 0,00000001 BTC.

Siga el precio de la moneda bitcóin aquí.

 

El bitcóin y la cadena de bloques o «blockchain»

Entonces, ¿cómo funciona el bitcóin? En este capítulo trataremos la tecnología de la cadena de bloques o «blockchain» en más detalle.

Cada transacción en la red del bitcóin se registra en un sistema conocido como la cadena de bloques o «blockchain». Este es un libro mayor público (básicamente una lista de todas las transacciones) que mantienen y actualizan miles de «miners» o mineros en todo el mundo (más información sobre la creación de moneda digital a continuación). Todas las transacciones son anónimas, pero están disponibles públicamente para que cualquier persona las supervise.

¿Cómo se crean los bitcoines? Descúbralo en los próximos dos capítulos.

 

El bitcóin y la creación de bitcoines (mining)

bitcoin coin

 

El bitcóin se crea mediante equipos que informáticos que participan en la gestión de este libro mayor público o base de datos compartida. Los equipos verifican y validan las transacciones en bitcoines y se les recompensa con nuevos bitcoines al añadir correctamente un bloque nuevo a la cadena de bloques. Este proceso se denomina minería y los equipos son los mineros.

La minería es un sistema consensuado distribuido. Se utiliza para validar transacciones que están esperando ser incluidas en la cadena de bloques. Así es como se logra un orden cronológico de las transacciones y se protege la neutralidad de la red.

Las estrictas reglas de cifrado evitan cualquier modificación ya que cada bloque contiene un registro de las últimas transacciones y una función matemática especial que apunta al bloque anterior en la cadena de bloques.

Cualquier intento fraudulento o malintencionado de cambiar los datos en el bloque causaría que todos los bloques subsiguientes quedaran invalidados. Nunca se podrá añadir un bloque de este tipo a la cadena de bloques porque no alcanzaría el necesario consenso.

Los individuos no pueden influir en la cadena de bloques, ni sustituir partes de la cadena con la esperanza de manipular transacciones. De esta manera se asegura que las transacciones registradas permanecen en la cadena de bloques para siempre sin poder modificarse posteriormente.

 

¿Cómo se crean los bitcoines?

Ahora que entendemos mejor la tecnología de la cadena de bloques o «blockchain», podemos echar un vistazo más de cerca al proceso de creación de nuevos bitcoines.

Se añade un nuevo bloque a la cadena de bloques cada 10 minutos. Los mineros que lo consiguen reciben los bitcoines recién creados. Hay que entender que el premio nunca se otorga a una sola persona ya que nadie en el mundo tiene suficiente poder de cálculo para resolver las complejas operaciones matemáticas necesarias para añadir un bloque correctamente. Además, un mayor número de mineros resulta en una red más segura.

Como resultado, los mineros colaboran y agrupan su potencia informática en los llamados «grupos mineros«. El premio se distribuye proporcionalmente al trabajo realizado (los que cuentan con mayor capacidad informática reciben un premio mayor).

El premio se reduce a la mitad cada 210 000 bloques. Inicialmente, los mineros recibían 50 bitcoines, y en 2012 el premio se redujo a la mitad por primera vez (a 25 bitcoines). La segunda reducción a la mitad fue en 2016. Aquí es donde estamos actualmente con un premio de 12,5 bitcoines. La próxima reducción a la mitad está prevista para mayo de 2020.

El premio se reduce a la mitad aproximadamente cada cuatro años. Este período de tiempo se obtiene multiplicando diez minutos (el tiempo promedio de crear un bloque nuevo) por 210 000 (el número de bloques necesarios para lograr la reducción a la mitad). Como aficionado a los deportes, me parece interesante señalar que los eventos de reducción a la mitad ocurran el mismo año que los Juegos Olímpicos de Verano.

La idea de todo esto es la siguiente: cuantos más mineros más segura es la red, pero también hay mayores problemas mineros. Esto se debe a que el sistema asegura que un bloque se añada cada 10 minutos (ni antes ni después).

 

¿Cuáles son los valores centrales del bitcóin?

Para ayudarnos a entender las principales ventajas del bitcóin, también podemos considerar los principales valores del bitcóin que se pueden resumir en los tres siguientes.

  1. Descentralización: resuelve el problema del gasto doble (las transacciones no pueden duplicarse, lo que impide la creación infinita de nuevas monedas).
  2. Oferta limitada: no puede haber más de 21 millones de bitcoines (proporcionando una oferta predecible y una mayor demanda).
  3. Criptografía: es imposible conocer los detalles del remitente/destinatario (las transacciones son anónimas).

Expliquemos cada punto en más detalle…

 

El bitcóin y la descentralización

Para entender cómo funciona el bitcóin, es esencial entender qué es una red descentralizada. El concepto de la descentralización ya se ha descrito anteriormente, pero podemos examinarlo desde otro punto de vista. Cuando en su navegador web escriba «www.google.com», el equipo iniciará una conversación con los servidores de Google. A continuación, el navegador mostrará varios resultados de búsqueda. Si los servidores de Google no estuvieran disponibles por alguna razón, no podrá ver esos resultados. Esto se debe a que los datos se almacenan en una red centralizada.

En una red descentralizada, podemos evitar este problema.

 

El bitcóin y la oferta limitada

La principal ventaja de la oferta limitada es el concepto de oferta y demanda. La gente siempre atribuye un mayor valor al bitcóin por cosas «poco comunes», lo que significa que una oferta más pequeña generalmente conduce a una mayor demanda y, por lo tanto, a un precio más alto. Pensemos en coches poco comunes (clásicos) o piedras preciosas escasas.

El bitcóin se basa en el mismo concepto ya que su oferta está limitada a 21 millones de monedas, y nunca habrá más en circulación.

 

El bitcóin y la criptografía

El bitcóin utiliza criptografía (una técnica para la comunicación segura o codificada) para convertir datos de transacciones. Uno de los dispositivos históricos más famosos para la comunicación criptográfica fue la máquina Enigma, que se utilizó durante la II Guerra Mundial.

A diferencia de Enigma, en la que los aliados lograron encontrar una solución para decodificar sus mensajes, la criptografía del bitcóin es irresoluble. Al menos por ahora, aunque se espera que permanezca así durante mucho tiempo, a menos que ocurra un avance excepcional en la capacidad informática (los equipos cuánticos pueden representar una amenaza, pero están lejos de convertirse en una realidad de momento).

El algoritmo criptográfico utilizado en el bitcóin se denomina criptografía de curva elíptica.

También podría denominarse criptografía de claves públicas y privadas. Esta tecnología permite demostrar la propiedad de nuestro monedero de bitcóin mediante un par de claves criptográficas: una clave privada y una clave pública.

Una combinación de estas teclas crea una firma digital. El propósito principal de utilizar esta criptografía es crear una referencia digital segura de la identidad del usuario.

Por lo tanto, la identidad del titular del monedero se basa en la posesión de una combinación de claves criptográficas privadas y públicas. Las firmas digitales demuestran la propiedad de nuestros activos y nos permiten controlarlos.

Un monedero de bitcóin siempre se compone de dos partes:

  • La primera parte es la dirección pública (o clave pública). Es como una dirección de correo electrónico que se puede compartir libremente con otros.
  • La segunda parte es la clave privada. Es como una contraseña y nunca debemos revelarla públicamente.

Al igual que una firma manuscrita, la firma digital se utiliza para verificar la identidad y probar la propiedad de un monedero en particular. Además, su verdadera identidad permanece anónima, ya que las demás personas solo necesitarán su clave pública si quieren enviarle bitcoines.

En el caso del bitcóin, las firmas digitales son una función matemática que coincide con un monedero determinado. Si adjuntamos una firma digital a una transacción, nadie podrá discutir que esa transacción verdaderamente proviene de su monedero.

Una clave privada se utiliza para cifrar transacciones mientras que la clave pública se utiliza para descifrar una transacción determinada. Por lo tanto, tenemos que reiterar que la clave privada siempre debe estar a buen recaudo. La clave pública está destinada a ser compartida con terceros y para asegurar que somos los propietarios de la dirección que va a recibir los fondos. El remitente cifra la transacción con su clave privada que solo puede ser descifrada por el destinatario con la clave pública del remitente.

 

El bitcóin: ¿cómo adquirir bitcoines?

Hay muchas opciones diferentes para adquirir bitcoines. El método más conveniente para los usuarios no experimentados es sin lugar a dudas el de adquirirlos mediante un intermediario en línea.

Si se trata de un intermediario autorizado y regulado, entonces tendrá que usar su nombre, dirección y un pasaporte o un documento nacional de identidad. Le recomendamos Kriptomat porque es fácil de usar, fiable y permite utilizar diferentes métodos de pago.

Otra opción es usar un cajero automático de bitcóin. Es un método de compra instantáneo que nos permite permanecer anónimos. Siempre y cuando nos limitemos a cantidades menores. Podemos usar el cajero automático para adquirir bitcoines directamente en efectivo o con tarjeta de crédito.

Pero es un método algo menos conveniente porque necesitamos encontrar la ubicación física del cajero automático más cercano. Sin embargo, dependiendo de nuestro paradero actual, esta podría no ser una tarea sencilla.

Si desea obtener más información, lea nuestro artículo ¿cómo adquirir bitcoines?.

 

El bitcóin y ¿qué se puede pagar con él?

Podemos usar el bitcóin para comprar y vender bienes o servicios.

Por ejemplo, debería ser cada vez más fácil viajar por el mundo con bitcoines porque solo necesitaríamos un tipo de divisa. ¿Se imagina no tener que llevar dinero físico en el bolsillo? ¿O que no necesitáramos cambiar dinero al ir a un nuevo país? Podremos usar el bitcóin desde cualquier dispositivo en cualquier parte del mundo.

Incluso si perdiéramos nuestra billetera, el bitcóin siempre estará allí; guardado de forma segura en su monedero virtual. Por lo tanto, el bitcóin es uno de los medios de pago más convenientes al viajar. Podemos usar el bitcóin para comprar billetes de avión, alquilar coches y reservar hoteles; además de pizza y propiedades, por supuesto. Veamos cómo podemos hacerlo.

Podemos utilizar Kriptomat como cuenta bancaria criptográfica personal de acceso cuando vayamos de viaje o en nuestra vida cotidiana. A continuación, podremos usar nuestros fondos criptográficos como y cuando deseemos; enviándolos a nuestro monedero privado, a amigos y familiares o a otros servicios.

 

El bitcóin y la infografía

Infographic-What-Is-Bitcoin

 

Conclusión

El bitcóin representa una revolución en el sistema monetario y esta tecnología sigue siendo muy nueva. Es una moneda digital y un sistema de pago. Sus transacciones no necesitan un intermediario y cada vez más operadores lo aceptan todos los días.

El creador del bitcóin Satoshi Nakamoto permanece anónimo, pero su identidad realmente no es importante. Su idea ahora tiene vida propia y no parece que la popularidad del bitcóin vaya a disminuir pronto.

¡Déjenos un comentario a continuación si tiene alguna pregunta! 🙂

 

El nuevo sistema de remisión de Kriptomat: Las recompensas ahora son más fáciles

En Kriptomat seguimos la filosofía de hacer las cosas tan simples y transparentes como sea posible para nuestros usuarios, por lo que nuestro nuevo sistema de remisión está diseñado para hacer lo único que importa de manera rápida y fácil: poner dinero en su cuenta. ...

¿Qué es el bitcóin y cómo funciona?

El bitcóin es cada día más popular y, poco a poco, se está haciendo más común. Sin embargo, a menudo todavía no se sabe muy bien lo que es, por lo que ha sido tratado de forma injusta por los medios de comunicación. Por este motivo muchas personas están mal informadas sobre lo que v...